Emilio Martínez Cardona

*Gane quien gane, habrá que oponerse a cualquier intento de: amnistiar a Evo, acercarse al Grupo de Puebla, estatizar, emitir inorgánicamente, devaluar la moneda, subir impuestos, controlar los precios.

*Kit básico de votación para el domingo: un gancho de ropa y doble dosis de antiácido.

*Un consejo a CC: más Pedraza y menos Paz Ballivián.

*¿El debate de candidatos sobre la Biblia sería con enfoque filológico o hermenéutico?

*Recordemos que existe la posibilidad, mediante el Voto Cruzado, de unificar fuerzas democráticas manteniendo bancadas fiscalizadoras.

*El dilema está entre ser resistencia (con Arce a cargo de un régimen autoritario) u oposición (con Mesa al frente de una democracia frágil).

*Todas las regiones tendrán que hacer su parte para evitar el regreso y el mejor posicionado deberá dejar la soberbia para pedir ayuda.

*Un aplauso de pie a Ronald MacLean Abaroa por el esfuerzo de unidad (planteó una coalición Mesa-Quiroga-Camacho). Manfred Reyes Villa y Virginio Lema también han hecho su parte en los últimos días para tratar de unificar.

*Por supuesto, la pionera fue Jeanine Añez con su histórico paso al costado. Pero debió haber conservado una bancada uninominal.

*Parafraseando al filósofo de Tréveris: en Mesa, posicionamiento sin plan; en Tuto, plan sin posicionamiento. Aquí podría replicarse lo sucedido en los años ´80 con el Pacto Por la Democracia, cuando Paz Estenssoro acabó aplicando el programa de los técnicos de Banzer para la estabilización.

*Una solución es que Mesa sea un presidente ceremonial, a la manera de las repúblicas parlamentarias, con Tuto como primer ministro a cargo efectivamente del gobierno. En las funciones protocolares no se puede hacer mucho daño.

*Ojalá que en las siguientes elecciones nacionales, que sucederán en menos de cinco años, se pueda ir a las urnas con estándares democráticos más altos: sin amenazas sistémicas, votos consigna ni caudillos fanatizados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here