Carlos Federico Valverde B.

Hacer que un hecho, una noticia, un conjunto de conocimientos llegue a conocimiento de muchas personas es lo mismo que ‘difusión’ que, en el caso presente, viene a ser igual que “difundir”, que es (va de nuevo): propagar o divulgar lo que se sabe de algo.
Términos similares son: extender, esparcir, propagar, dispersar, emitir, divulgar, propalar, publicar. Estas definiciones se las encuentra en diccionarios (Diccionario de la lengua española -https://dle.rae.es/difundir).

Un comentario es una apreciación o escrito sobre cualquier cosa puesta en análisis; es explicar el contenido de un escrito para que se entienda con más facilidad, criticarlo o valorarlo (https://www.wordreference.com/).

¿A qué viene esta introducción tan académica? Pues, don Luis Arce Catacora fue entrevistado por el periodista Enrique Salazar en su programa televisivo nocturno en los siguientes términos:

Salazar: “Encuestas serias, las que ustedes manejan, porque entiendo que ustedes manejan encuestas … eh… ¿cómo está Lucho Arce Catacora con relación al resto?”.

Arce Catacora: “Estamos bien, estamos a la cabeza y con un buen margen con respecto al segundo, así que … mmm y hay … hay encuestas que hemos visto que se están publicando muy en línea con lo que nosotros hemos obtenido de las encuestas internas, así que … eh … estamos tranquilos de que evidentemente no son solamente nuestras encuestas, sino la encuestas de otras agrupaciones políticas, están yendo en la misma línea también”.

Hasta aquí, Arce estaba “comentando” lo que los resultados les decían, no había dado detalles o números.

Enrique Salazar preguntó/comentó: “Cuando usted dice … y lo veo tranquilo, lo veo sereno, bueno, siempre ha sido así … eh… esta diferencia con el segundo …eh… ustedes llegan al 50% o pasan el 40% y llevan 10 puntos de diferencia al segundo”.

Arce responde y en su respuesta divulga, esparce, propaga, difunde resultados en esta respuesta. “Superamos el 40%… eh.. Enrique y tenemos más, mucho más de 10 puntos porcentuales de margen sobre el segundo, mucho más”.

Salazar, repregunta: “¿O sea que, si se llegaran a realizar las elecciones, como siempre se pregunta, este próximo domingo, el MAS con Luis Arce Catacora y don David Choquehuanca, eh… serían electos presidente?”

Arce: “Si, eso es lo que darían las eh … si las encuestas se traducirían en una votación tal cual están los números, no?”.

Salazar pregunta: “¿El segundo sería don Carlos Mesa?”.

Arce: “En nuestra encuesta sí, anda segundo todavía”.

Salazar interrumpe… : “¿y… y … tercero quién sería … si es que podemos conocer…?” (el periodista está buscando divulgación, que se avisen los resultados, el comentario es insuficiente).

Arce: “Como está publicado en varios lugares, está la señora Añez está con tercer… en tercer lugar, no?”

Enrique Salazar va más adentro en la entrevista: “¿Y es mucha la diferencia con la tercera, en este caso en la encuesta? (se refiere a la encuesta del MAS, no a otras encuestas).

Arce: “… sí, en realidad el margen es bastante amplio con ambos” – con ambos, dice el periodista – sí, con ambos”, – responde Arce – “no… tenemos muy buena diferencia”.

Salazar repregunta y busca el detalle: “Por ejemplo, cuántos puntos le saca a la Sra. Jeaninne Áñez usted en esta encuesta” (el periodista Enrique Salazar se refiere a la encuesta propia).

Arce: “Ah bueno, de acuerdo a la última encuesta estamos hablando que … a ver… si al segundo le estamos sacando como 18 puntos – estamos hablando de unos 22, 23 puntos más o menos”.

Repárese que en esta pregunta y en las que vienen, el candidato habla de “la última encuesta propia y divulga diferencias de resultados… de Camacho y de Quiroga, incluso. A efectos del análisis queda claro y es evidente que, en este caso, hay diferencia con la primera respuesta, donde el candidato se refiere a generalidades.

En las demás respuestas de Arce, a partir del “si es que podemos conocer”, Arce se dedica a divulgar resultados y ahí colisiona con el parágrafo 3 del artículo 136 de la Ley 026 del Régimen Electoral en vigencia, que dice: “Las organizaciones políticas que difundan resultados de estudios de opinión en materia electoral, por cualquier medio, serán sancionadas por el Órgano Electoral Plurinacional con la cancelación inmediata de su personalidad jurídica; además, serán sancionadas con una multa equivalente al doble del monto resultante de la tarifa más alta inscrita por el medio de difusión en el Órgano Electoral Plurinacional por el tiempo o espacio dedicado a la difusión de tales estudios”.

Luis Alberto Arce difundió resultados de estudios de opinión en materia electoral; esos estudios son una encuesta, de manera tal que, si en el TSE hay decencia, aplicarán la norma. Además, las encuestas difundidas están en tiempos en los que rige un control electoral tras de la promulgación de la ley respectiva (esa que la presidenta promulgó de mala gana) .

No nos vengan con diferencias como que: “Arce no es el representante de su partido y que por eso no se lo inhabilita”, o que “comentó en un programa a la pregunta de un periodista”, porque el periodista le dio la opción de divulgar resultados, es decir, de responder detalles o no.

Como será de triste el momento para el filomasismo electoral (los que salieron como cuota masista del voto consigna en la Asamblea, tras el acuerdo de votar por los nombres del papelito que circuló) que la corrupta y fraudulenta ex presidenta del TSE, Wilma Velasco, ahora queda como testimonio del cumplimiento de la Ley Electoral cuando sacaron de carrera a Ernesto Suárez por la declaración de Carmelo Lenz.

Y si algo le falta a esta “torta”, son los alegatos de Quintana y Marianela Paco a favor del cumplimiento de la Ley. Como dice el dicho: no hay inventor que no se joda con su invento

¿Se atreverá Romero Ballivian?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here