Redacción – Esto también sucede

De un tiempo a esta parte, Página Siete se ha convertido en el vocero oficioso del mesismo, al punto que basta con revisar sus artículos –sobre todo editoriales y de opinión, aunque también la interpretación de encuestas- para saber por dónde irá la estrategia partidista del ex presidente.

Una muestra de esto es visible en el editorial titulado “Crisis de la Fiscalía y excesos de poder”, publicado pocos días atrás, donde hay un llamativo mimetismo con el discurso del MAS respecto al gobierno de transición, que puede implicar una señal de las alianzas que la corriente de Carlos Mesa seguirá en el futuro, incluyendo a la nueva Asamblea Legislativa Plurinacional a formarse después del 3 de mayo.

La nota en cuestión afirma temerariamente que la injerencia del Poder Ejecutivo sobre el sistema judicial “es peor” en la actualidad y que “durante los 14 años del gobierno del MAS se cuidaban algo más las formas”.

El editorial, que bien podría haber sido escrito desde Buenos Aires, habla de “persecución” y llega al extremo de utilizar expresiones como “régimen de facto de tendencia fascista”, dándole alas a la narrativa masista.

En similar irresponsabilidad había incurrido ya el ex presidente Mesa semanas atrás, cuando dijo que la candidatura de Jeanine Añez “avala la idea de que en Bolivia hubo un golpe de Estado”, barbaridad con la que antepuso los pequeños cálculos electorales al interés por la consolidación de la democracia.

Como mínimo, se evidencia un interés por captar alguna franja de votación del Movimiento Al Socialismo, pero al enorme riesgo de arrimarle agua al molino retórico de Evo Morales.

En el fondo, se confirma la cercanía ideológica de mesismo y masismo, que convivieron durante la mayor parte de los 14 años en un mismo esquema de manejo discrecional de la cosa pública.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here