Marcelo Ostria Trigo

Al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) no les faltan problemas. Unos se deben a las acciones de Podemos, el partido populista ahora cogobernante, y otros a las indecisiones, cambios y giros del propio presidente.

Ahora, Pedro Sánchez está acercándose a la tiranía de Nicolás Maduro. Esto se confirma con la llegada al aeropuerto de Barajas de la vicepresidente venezolana Delcy Rodríguez, que figura entre los “bolivarianos” sancionados por la Unión Europea, con la prohibición de entrar en el territorio de los miembros de esta organización, debido a su participación en violaciones de los derechos humanos en su país.

No se trató de una imprevista escala del vuelo de Delcy Rodríguez a Barajas en su viaje a Estambul. El Gobierno español sabía que llegaba: “…la Moncloa apartó a Exteriores y encargó al ministro de Transportes, José Luis Ábalos, que gestionara la llegada al aeropuerto de Barajas de Delcy Rodríguez”. (El País, Madrid, 12.02.2020), supuestamente para cuidar que Rodríguez no pise suelo español.

Por otra parte, el Diario OK de España publicó las revelaciones de un testigo de lo ocurrido en Barajas: “Observo la presencia de entre 15 y 20 policías nacionales y entre seis y ocho guardias civiles. Posteriormente me comunican que una de las personas del vuelo de llegada no puede salir”, no puede “acceder a territorio nacional”. Esa persona era Delcy Rodríguez…

Y continúa afirmando que todos los pasajeros del vuelo procedente de Venezuela “fueron alojados en las zonas VIP de la Terminal Ejecutiva. Una zona que está al otro lado del control fronterizo y que, por lo tanto, es territorio de España sin lugar a dudas”. Y sigue: “La violación de protocolos se dispara cuando el personal de Sky Wallet traslada dos carros con maletas al exterior de la zona pública para ponerlos en los vehículos sin pasar ningún control de aduanas”.

Lo anterior, muestra que esto es parte de un giro en la política del Gobierno PSOE–Podemos. Se ha revelado que Delcy Rodríguez instó por teléfono al presidente Sánchez, a no recibir al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, durante su visita a España, lo que, en efecto, sucedió. Los detalles, cuentan: Sánchez antes se refería a Guaidó como “presidente de Venezuela”, ahora como “líder de la oposición”.

Esto también se atribuye a la creciente influencia de Podemos, cuyo líder siempre se puso al lado de los populistas y tiranos latinoamericanos.

España, con esto, puede convertirse en un paria europeo, con la complicidad de Pedro Sánchez, siempre dispuesto a todo, a cambio de ser cabeza del Gobierno español.

Duele que la Madre Patria corra ese peligro populista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here