Arturo Yáñez Cortes

Si bien como escribe VARGAS LLOSA: “La dictadura se deshilachaba y hacía aguas por todas partes”, producto de sus sistemáticas estrategias envolventes y otros fraudes, la plurinashonal desde hacía varios años que estaba en caída libre, más no dejaba de ser poderosa e incluso, peligrosa. Hoy, huido el tirano y Cía, hemos dado el feliz salto hacia el restablecimiento de la democracia (siempre tendrá luces y sombras) y al estado sujeto al imperio del derecho (lo opuesto, a la “doctrina morales” del meterle no mas), pero aun así, muchos de sus operadores, unos mimetizados y otros abiertamente, continúan dando sus últimos estertores.

No todo es color de rosa y como aconsejó el mismísimo ROBESPIERRE “Cuando la tiranía se derrumba, procuremos no darle tiempo para que se levante” hay que admitir y alertar que como se preveía resulta sumamente complejo esa feliz reconstrucción.

Un factor significativamente importante radica en que aún, gran parte de los organismos –me niego llamarles instituciones- están aún en poder de operadores del “ancien régime”, algunos abiertamente – Asambleas Legislativas nacional y departamentales, por ejemplo- y otros aunque ya están en pleno proceso de cambio (muerto el rey viva el rey) en el Judicial o Ministerio Público, pues de pronto, vaya milagro, algunos van recuperando su dignidad, salvo algunos casos, en que aun encubren al amo (Ejs: Fiscalía General o Defensoría del “Pueblo”), sacrificando como siempre a los peones.

En ese orden, urge alertar que de pronto, el Consejo de la Magistratura y el Tribunal Supremo se han acordado (por fin) de la urgencia de nombrar Vocales de TTDDJJ (ordinarios y constitucionales) cuyas ternas las tenían escondidas bajo el poncho desde hace varios meses (incluso más de un año, en algunos casos) y han empezado a designar flamantes Vocales. Salvando algunos casos muy bien merecidos, advierto con asco que en otros, los designados tuvieron como único mérito (si cabría la expresión), el haber sido simple y llanamente vulgares “juristas” del horror del tirano. Se están sembrando los TTDDJJ de varios afines al régimen derribado por nuestra revolución de las pititas.

Adviertan que más allá del premio o cobro de la factura por los infames servicios prestados, existe una clara intención de tenerlos disponibles para cubrirse las espaldas ante la avalancha de procesos penales y otros que se avecinan por haberle metido no más, pues esos Vocales pueden cerrar el sistema penal tratándose de cuestiones accesorias (piensen por ejemplo excepciones de prescripción u otras). Lo peor es que esas raudas designaciones provienen de altos cargos del Judicial completamente ilegítimos, al haber perdido frente a los votos blancos y nulos las elecciones judiciales a las que aceptaron presentarse, habiendo tenido como único soporte al dictador en el exilio a través del ex zar de la justicia (hoy también exiliado).

Por si lo anterior no fuera suficiente, esas designaciones fueron apuradas en medio de sistemáticos escándalos (audios, denuncias, etc) que prueban más allá de toda duda razonable que los verdaderos “méritos” obedecen a repugnantes repartijas; cuotas con cocaleros –uno de ellos era pisador de coca, antes de ser MASistrado, según confesó- y otras nauseabundas razones, reitero, salvando algunas excepciones que por si acaso, lo dejo sentado, existen.

En próximos días, me temo ese mismo escenario podría repetirse en las Asambleas Legislativas (nacional y departamentales) con motivo de la elección de los nuevos Vocales Electorales, lo cual fuera gravísimo pues nos estarían aplicando al soberano, la misma dosis: ¿Nombrarán esta vez personas dignas e idóneas o no habrán aprendido la durísima lección y porfiarán con otros igual o peores que los autores materiales del mega fraude electoral? ¿La Asamblea Legislativa quedará convertida en una caterva de encubridores sancionando la Ley de Amnistía? faltándoles poco para otorgar el Cóndor de los Andes a los delincuentes de su organización criminal… El retorno y la construcción de un estado sujeto al imperio del Derecho y la democracia no está exento de graves riesgos, mas con CAMUS habrá que considerar que: “La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios, sino sobre las faltas de los demócratas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here