Jesús Eguez Ribera*

Se acercan las elecciones, oportunidad única para elegir a nuestros próximos gobernantes por los siguientes 5 años. Espero seamos lo suficientemente capaces de votar por un proyecto político viable y muy acorde para el país, en el cual se contemple un Sistema Federalista y así cada región decida -y no se le imponga- cómo crecer y en qué invertir sus recursos; un giro de 180 grados en la educación escolar; un verdadero Pacto Fiscal; un inclusivo, pero viable, Sistema de Salud; apoyo a la producción e incentivo a los pequeños y medianos productores, a la empresa privada, y se les ayude a exportar, eliminando los cupos -creados por el anterior gobierno-.

Acabar con la carga impositiva cavernaria en contra de quien decida hacer empresa; invertir en proyectos nacionales, no en función del interés partidario; industrializar nuestros recursos naturales, para darles así un valor agregado; darle seguridad jurídica a las inversiones extranjeras… mercado abierto y seguro a quien venga a invertir.

¿Qué va a suceder con la coca excedentaria del Chapare? ¿Se va a anular la ley de la coca promungada por Evo Morales?

Debemos ser lo suficientemente maduros para no votar por un caudillo ni iluminado, cuya propuesta sea vendernos un mesianismo rancio, cargado de egocentrismo.

Tampoco es aconsejable votar por quien, con rasgos indígenas pero sin preparación, tenga como única bandera de propuesta cobrarse la “deuda social de 500 años de postergación”.

No señores, el país no está para experimentos. A pensar en serio.

*Escritor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here