El exmayor de policía David Vargas, duro opositor al MAS, avizora un panorama económico y social difícil después de las elecciones del próximo 20 de octubre, que llevará a los bolivianos a un desequilibrio político.

“Si Carlos Mesa fuera presidente, la situación económica y política será difícil. Si el MAS asume, la gente de nuestro entorno lo sindicará de dictador y las cosas se agravarán”, declaró Vargas en el Café de la Mañana de Radio Fides.

Por su parte, el analista Ovidio Roca dijo recientemente, en un artículo titulado Elegir entre promesas y responsabilidades, que “en caso de gobernar Mesa y por lo que se vio en su gestión actuará como lo hizo en su momento Hernán Siles, atribulado y sin saber qué hacer ante la anarquía y espantosa inflación que enfrentó y que también ahora vendrá”.

En cambio, remarcó que “Oscar Ortiz es un buen gerente, tiene las ideas claras, cuenta con la simpatía internacional de los países democráticos y puede formar un buen equipo de gobierno con gente idónea, que la hay, para afrontar la difícil situación económica e institucional que dejará el masismo y que Mesa por su carácter no podría enfrentar”.

De acuerdo a un sondeo de Mercados y Muestras del mes de junio, un 70% de los encuestados opina que se avecina una crisis económica en Bolivia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here