El candidato presidencial de Bolivia Dice No, Oscar Ortiz, señaló que con los sucesos de Riberalta se comprueban los afanes desde el TSE y el MAS para distorsionar el proceso electoral, para asegurarse un resultado favorable antes de las elecciones de octubre y antes del voto del pueblo.

“Esto muestra claramente que no tenemos un tribunal confiable, creíble, imparcial y que garantice la transparencia de las elecciones”, expresó.

Por este motivo, Ortiz insistió en la renuncia de los vocales del TSE y además que la Fiscalía inicie una investigación inmediata para establecer responsables, ya que se trata de delitos electorales penados por la ley.

También informó que este fin de semana estuvo en Estados Unidos en los estados de Maryland y Virginia, donde se reunió con residentes bolivianos para presentar su propuesta y organizar el control electoral.

“La única forma de defender nuestra democracia es que haya un control electoral efectivo en Bolivia y fuera de Bolivia”, puntualizó.

Desayuno con dirigentes universitarias

Esta mañana, el candidato presidencial compartió un desayuno con un gran grupo de dirigentes universitarias de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), para compartir la preocupación de la alianza por los recurrentes casos de violencia contra la mujer que se suscitan en el país y para presentar la propuesta de gobierno de la organización, para la generación de oportunidades para las mujeres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here