El jefe de la Bancada de Unidad Demócrata (UD), senador Yerko Núñez, denunció que el Ministerio de Comunicación inscribió en el Sistema de Contrataciones Estatales (SICOES) el gasto de 81 millones de bolivianos para las “transmisiones gubernamentales” del presidente Evo Morales, que es el gasto dispendioso e ilegal para la campaña y propaganda partidaria del Movimiento Al Socialismo (MAS), enmascarada con “gestión de gobierno”.

“De enero a octubre estamos hablando de 81 millones de bolivianos para las transmisiones gubernamentales que no incluye la difusión de spots televisivos, cuñas radiales, separatas (y otros materiales) de los ministerios, incluso (no está) los 35 millones de bolivianos que anunció ayer el TSE donde el 40% va para el partido de gobierno. El TSE no sanciona, la gran mayoría de esta propaganda va para difusiones políticas del gobierno de Evo Morales, como se ve en las fotografías y videos (durante la entrega o anuncio de obras)”, afirmó.

En consecuencia, los vocales del Órgano Electoral deben aplicar los artículos 115, 119, 120 y 126 de la Ley 026 del Régimen Electoral que prohíbe la propaganda electoral utilizando las imágenes de la entrega de obras públicas, bienes, servicios, programas o proyectos; la norma agrega que “los servidores públicos de cualquier jerarquía están prohibidos de utilizar bienes, recursos y servicios de instituciones públicas en propaganda electoral, tanto en actos públicos de campaña como a través de mensajes pagados en medios de comunicación masivos o interactivos”, si no tienen la capacidad de hacer prevalecer la norma deben renunciar, subrayó el legislador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here