Alejandro Brown I.*

Como ebrio de cantina que no quiere soltar la botella, el dictador Evo Morales pretende seguir en el sillón presidencial, contraviniendo el resultado del 21F; EVUS nuevamente ha cometido un abuso característico de un régimen totalitario. Hace un tiempo sugirió el cambio de nombre de todos los pueblos con denominación de Santos de la iglesia Católica e insiste en cambiar algunos himnos, porque le pareció así, y así no más es. Cualquier momento el dictador “AVE EVUS” nos va sorprender queriendo cambiar el Himno Nacional por el Tango Cambalache que es lo que más se ajusta a nuestra nueva realidad del Estado Plurinacional.

Esta actitud del dictador que se repite en todos los ámbitos y se hace cada vez más frecuente, es un síntoma que los demás poderes del estado sucumbieron ante el poder ejecutivo, transformando a este gobierno en un régimen totalitario.

Es tan evidente esta afirmación, que todas las acciones de este gobierno van dirigidas a perpetuarse en el gobierno, y si no hacemos nada, lo va conseguir. No han respetado su misma constitución para habilitarse el 2014, tampoco respetaron el referéndum del 21 de febrero de 2016, cuando Bolivia le dijo ‘No’. Están registrando supuestamente 87,000 bolivianos en el exterior para que voten bajo el control de las embajadas, en el 2011 se detectó más de 400,000 cédulas de identidad duplicadas, los datos del censo ha sido mañosamente alterados para poder acomodar los resultados de la elección a sus necesidades. Toda la máquina del estado está abocada asegurar la re-re-reelección de “AVE EVUS AYMA”, porque no pueden darse el lujo de perder el gobierno (“si nosotros cedemos un centímetro en este proceso, nos van a cortar la cabeza”), porque se les viene un tsunami de juicios que los llevará a la cárcel por el resto de su vida, por lo tanto se avizora un FRAUDE de considerable magnitud para las elecciones del 20 octubre del 2019 donde Evo Morales no puede ser candidato.

Las cartas ya están puestas sobre la mesa, se valieron de los mecanismos de la democracia para tratar de implantar un régimen totalitario, represor y abusivo que hizo de la persecución política su instrumento favorito al contar con el control total del Poder Judicial, Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, ya sabemos que el principal objetivo del Movimiento Al Socialismo (MAS) es lograr los dos tercios en los comicios de octubre, para tener la posibilidad de modificar la Constitución Política del Estado que le permita gobernar hasta cuando le da la gana a Evo Morales, y es ahora nuestra obligación del 75 % que no estamos de acuerdo con este gobierno, de asegurar que las próximas elecciones sean transparentes. Debemos cuidar nuestro voto y ser celosos vigilantes de la democracia para asegurar mejores días para nuestros hijos.

¡Morir antes que esclavos vivir! Libertad, libertad, libertad…

*Perseguido político

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here