Humberto Vacaflor

El gobierno anuncia que pagará a la española Repsol, como “costos recuperables”, los 133 millones de dólares que la empresa dice haber invertido en la perforación del pozo Boyuy-X2, aunque no encontró ni gas ni petróleo.

El argumento que usa el ministro Luis Sánchez para explicar este contrasentido es que si bien no se encontró el “mar de gas” que había anunciado el presidente Morales, el pozo ha hecho un gran aporte de la geología universal.

Ahora se sabe, gracias a este aporte, que a una profundidad de 7.963 metros no hay gas, lo que se ha probado en Bolivia, un país que, desinteresadamente tiene este gesto altruista con la ciencia geológica.

Más de cien expertos, dice el ministro, aplaudieron el aporte boliviano y expresaron sinceros agradecimientos por tan costoso gesto de desprendimiento del gobierno de Morales.

Pero, pensándolo bien, quizá convenga a Bolivia, todavía uno de los países más pobres del continente, según dijo esta semana el experto de la ONU Pablo Bohoslavsky, compartir estos gastos con la propia ONU o la academia Sueca, la Unión Universal de Geólogos, o la Geologycal Society de Texas, si existiera, pero no correr con toda la factura. Ya que el gobierno nacional se entiende de maravilla con Irán, otro país petrolero, aunque terrorista, también se le podría pedir que haga un aporte.

Mientras se dilucidan estas cosas, se revela que las petroleras que operan en el país pidieron el año pasado 1.197 millones de dólares en concepto de “costos recuperables”, la figura que se aplicará en el caso de la Repsol y el pozo Boyuy. Para poner esta cifra en contexto, el total de las exportaciones de gas natural de Bolivia a la Argentina durante todo 2017 alcanzó a 1.180 millones de dólares. Lo que pidieron las petroleras en forma de “costos recuperables” equivale al 40 por ciento de todo el gas exportado en 2018.

La figura de los “costos recuperables”, fue creada por el actual gobierno en 2007 después de la llamada “nacionalización”, con lo cual las petroleras quedaron contentas, pues de esta manera reciben más dinero del que recibían de parte de los gobiernos neoliberales.

De todos modos, el gobierno ha sufrido una frustración con este pozo tan profundo y tan caro. Todo estaba listo para que se hicieran los anuncios de un fabuloso descubrimiento, el más grande en décadas, como llegaron a decir Morales y Sánchez, pero el pozo resultó seco. Eso impidió que el tema fuera incluido en la campaña electoral como el mayor éxito petrolero de la historia de Bolivia.

Ahora, esa campaña se verá teñida por las noticias de este pago tan alto por un pozo que resultó seco. En otros países son las empresas las que asumen el riesgo y corren con la factura.

Contra-dicción

Ha comenzado la construcción, en territorio argentino, de la línea de transmisión eléctrica de ENDE boliviano, hasta la ciudad salteña de Tartagal, para la exportación del fluido.

Pero la producción de gas natural sigue cayendo y las plantas termoeléctricas, que tienen a su cargo un alto porcentaje de la generación, podrían quedarse sin el combustible en cualquier momento.

Pronto sin gasolina

Venezuela se acostumbró a vivir con racionamiento de energía eléctrica y ahora se prepara para recortes en el abastecimiento de gasolina. Según técnicos petroleros en Venezuela, las refinerías están procesando apenas el 20 por ciento de su capacidad por falta de mantenimiento, repuestos e insumos, y se vienen los recortes al suministro regular.

Listos para Cristina

Roberto Cardarelli, líder de la comisión del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Argentina, asegura que “no tienen temor de nada” en referencia a la posibilidad de que Cristina Fernández vuelva a la Casa Rosada. El FMI le ha otorgado un crédito de 56.000 millones de dólares para estabilizar la economía tras el anterior gobierno de Fernández.

Crecimiento en Perú

El PIB de Perú creció 3,19 por ciento en marzo, impulsado por el sector de la construcción y manufacturas. La cifra fue entregada por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). El sector de minería e hidrocarburos creció 0,15 por ciento gracias a una mayor producción de cobre, plomo y estaño cuyos precios se recuperan.

Lo bueno

Es que el Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza (TIDN) condenó al gobierno boliviano por haber invadido el Tipnis con carreteras de penetración de los cocaleros del Chapare.

Lo malo

Es que ya están construidos dos enormes puentes en el parque y por lo menos 1.000 hectáreas han sido tomadas por los cocaleros, y será difícil expulsarlos con el método de la “erradicación voluntaria”.

Lo feo

Es que están haciendo lo mismo en la reserva de Tariquía, con el agravante de que las petroleras van a contaminar ríos que allí nacen y que son de curso internacional, porque van a la Argentina.

El Diario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here