“No tenemos la mínima credibilidad en el TSE y por ello vamos a estructurar un sistema de control electoral a nivel nacional, para evitar el fraude en las elecciones”, señaló en conferencia de prensa el candidato de Bolivia Dice No, Oscar Ortiz.

El postulante dijo que la carta del vicepresidente del Tribunal Supremo Electoral, Antonio Costas, alertando sobre graves problemas en esa institución, muestra el desmantelamiento institucional del Órgano Electoral, primero con presiones para que renuncien los vocales que se consideraban independientes, y luego con la destitución de los funcionarios claves en áreas técnicas, especialmente en el área informática, mediante la cual se procesan los datos resultantes de las elecciones.

Ortiz remarcó la preocupación por la destitución de funcionarios de primer nivel del Servicio de Registro Cívico, que maneja los datos de todos los ciudadanos bolivianos, lo que a su parecer “refleja la desesperación del MAS, que busca controlar el TSE a como dé lugar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here