El candidato presidencial de la Alianza Bolivia Dice No, Oscar Ortiz, señaló que el principal problema de Bolivia es la corrupción, que se está robando las inversiones en las familias bolivianas y con ellas los sueños y esperanzas, porque se lleva las escuelas, los hospitales y los recursos para mejorar la vida de la gente.

“Por eso Bolivia se merece otro tipo de políticos, merece personas honestas que gobiernen. Yo quiero llegar a la Presidencia para cambiar la vida de las familias, pero no vamos a mejorar estas vidas si no luchamos contra la corrupción”, expresó el presidenciable.

Sin embargo, la lucha contra este flagelo exige algo: “Yo no tengo miedo de luchar, de denunciar la corrupción, porque no tengo de qué me acusen, no tengo de qué me ataquen. Y me han investigado todo”, agregó el líder de oposición.

En opinión de Ortiz, para luchar contra este mal no hay que temer que lo cuestionen, mientras se tenga la conciencia tranquila.

“No hay que tener miedo, porque uno no tiene cola, y eso es lo que queremos que caracterice a esta alianza Bolivia Dice No. El compromiso de la lucha contra la corrupción debe ser la base de nuestra propuesta de país hacia el futuro”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here