Oscar Miguel Ortiz Antelo, candidato a la Presidencia del Estado por la alianza ‘Bolivia Dice No’, habló con GENTE e hizo conocer cómo se prepara para intentar derrotar en las urnas al binomio del partido gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) en las elecciones previstas para finales de este año.

Entre lo sobresaliente, el candidato asegura que una de sus estrategias para captar los votos de los ciudadanos es ingresar al trópico cochabambino a fin de capturar el apoyo de todos aquellos que se encuentran disconformes con el gobierno de Evo Morales.

GENTE .- ¿Qué representa para usted y su partido Cochabamba en el ámbito electoral de cara a las elecciones generales de este año?

Oscar Miguel Ortiz Antelo (OMOA).- Hemos considerado a Cochabamba como base fundamental para la construcción de cualquier proyecto político que aspira a convertirse en una alternativa nacional (al MAS).

Se dice que donde se inclina Cochabamba, se inclina la balanza.

Cochabamba ha demostrado, en votaciones, como las del 21 F, que hay una sociedad comprometida con la defensa de la democracia, que lucha por la autonomía y hay un importante núcleo poblacional afín a las ideas que compartimos como el republicanismo democrático, un gobierno en el que el presidente no es el todo poderoso. Se ve una búsqueda por la independencia de la justicia y se institucionalicen los cargos públicos de tal manera que todos estemos sujetos a las leyes y no que las leyes se acomoden a nuestra conveniencia, como lo hizo el presidente Evo Morales con el 21 F.

Es una zona metropolitana en la que es importante desarrollar proyectos de servicios públicos de calidad en salud, educación, seguridad ciudadana y acceso al empleo. Además, hay preocupación por la inseguridad ciudadana asociada al consumo creciente de las drogas que se venden en escuelas, parques y discotecas.

GENTE.- ¿En Cochabamba, por lo menos en la ciudad capital, el electorado no tiene una preferencia definida a qué candidato apoyar. En ese contexto cómo ha pensado usted y su partido conquistar el voto de los qh’ochalas?

OMOA.- Somos una candidatura nueva, una nueva generación, ni Edwin Rodríguez (candidato a la vicepresidencia) ni mi persona fuimos presidentes, ministros ni siquiera candidatos; sin embargo, tenemos experiencia, hemos estado en el Senado defendiendo a la democracia y luchando contra la corrupción.

Desde el 2 de enero hemos iniciado una campaña cercana a la población, basada en el contacto directo con las personas, compartiendo nuestra propuesta de gobierno presentada en las elecciones primarias que se van a concretar en el proyecto 100 Diálogos Ciudadanos, escuchando las necesidades, demandas, sugerencia y propuestas de la población.

Creemos que es fundamental proponer un cambio en el país, que se mire adelante y no nos retroceda como plantea Evo Morales. Aún seguimos sin resolver los problemas del siglo XX en el siglo XXI y por eso hay compatriotas que se tienen que ir a otros países para trabajar e incluso para hacerse atender en hospitales de afuera o educarse, eso no debe seguir pasando.

Por eso nuestra propuesta es crear igualdad de oportunidad, mejorar la educación pública. Nadie debiera comenzar la vida en desventaja por educarse en un sistema público que debería ser de calidad y actualizada. No solo se debe saber una lengua originaria, sino además inglés. Las escuelas públicas deben graduar bachilleres bilingües y universalizar la computación y las nuevas tecnologías de la información; además de facilitar el acceso al internet en las escuelas, plazas y parques.

GENTE.- ¿El trópico de Cochabamba ha sido y es el bastión del presidente Evo Morales cree usted que será posible conquistar al electorado de esa región del departamento y cómo?

OMOA.- Tenemos derecho a ingresar al trópico, somos bolivianos y no debe existir dirigentes que decidan quién entra y quién no, tenemos la decisión de recorrer todo el país incluyendo el trópico y el altiplano. No tenemos por qué no ir a las regiones donde el MAS ha venido ganando los últimos procesos electorales.

Estamos convencidos que hay gente que busca otras opciones, pero se encuentran con amenazas porque en estas regiones se vota obligadamente a favor del MAS.

GENTE.- ¿Qué espera de las elecciones generales venideras, tomando en cuenta que la entidad encargada de administrar los comicios, en este caso el Tribunal Supremo Electoral (TSE), ha mostrado cierta parcialidad en sus decisiones hacia el partido en función de Gobierno?

OMOA.- No confiamos en el TSE, sabemos que no hay transparencia ni neutralidad ni imparcialidad, pero no podemos renunciar a las elecciones; por eso, creemos que la solución es el control electoral y tenemos experiencia. En el 21F, Demócratas puso a disposición 40.000 observadores que fueron cruciales para defender el resultado de los comicios.

Para las primarias tuvimos 13.000 veedores y somos los únicos con esa capacidad de enfrentarnos al MAS. No somos suficientes, por eso tenemos la estrategia de consolidar nuevos acuerdos con organizaciones políticas departamentales, municipales y plataformas sociales.

GENTE.- ¿En los últimos 20 años, Cochabamba ha perdido su cualidad de granero del país, en su oferta electoral contempla o va contemplar alguna propuesta que le devuelva a la región esa cualidad productiva?

OMOA.- En Cochabamba hay que trabajar en dos dimensiones, primero en el conurbano, ya que es una zona metropolitana que concentra mucha población en un espacio territorial muy reducido. Hay que buscar la vocación económica, aunque hay tendencias claras a los servicios, turismo, gastronomía, entre otros. Al ser el centro de Bolivia tiene vocación para ser sede de distribución como importación, exportación o transformación industrial.

En el segundo ámbito, mi compañero de fórmula Rodríguez es ingeniero agrónomo y sabemos que se debe dar apoyo tecnológico y riego a los productores para mejorar la productividad.

GENTE.- ¿El tener al alcalde José María Leyes en la cárcel y el no contar con un jefe departamental, en qué situación pone a los Demócratas en Cochabamba y cómo piensan cambiar la imagen que les ha dejado el caso Mochilas?

OMOA.- No hay duda que nos ha golpeado como partido, pero es algo que nos impone un nuevo desafío de reconstrucción de nuestro proyecto en Cochabamba y la oportunidad para seguir invitando a nuevos liderazgos.

Datos del candidato

Oscar Ortiz Antelo nació en Santa Cruz de la Sierra en 1969, tiene 49 años de edad.

Es casado, tiene tres hijas y se formó como Administrador de Empresas.

En su recorrido profesional inició en el sector privado, en la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco) desde 1991 al 2005.

El 2006 ingresa como Senador y del 2008 al 2009 es presidente del Senado.

Posteriormente, trabaja en la Gobernación de Santa Cruz con Rubén Costas y en 2015 vuelve al Senado.

Hobby: La lectura, soy apasionado de leer historia y economía.

Lo que le causa satisfacción: Tener convicciones firmes y ser coherente con ellas además de mi familia. Mi esposa y mis hijas son mi apoyo y alegría, el motivo por el que sigo buscando días mejores.

A lo que le teme: Que nuestro país siga el paso de Venezuela, porque no es el futuro que quiero para mis hijas ni para las hijas de nadie.

Gente.com.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here