Carlos Valverde

Reitero que debe haber, respetando el Estatuto de COTAS, una renovación parcial anticipada de los Consejos de la Cooperativa. Nos haría bien a todos que así sea, de esa manera, “los que sabemos” se moderan con sus ganas intervencionistas.

Me dicen varios profesionales en informática y en ciencias económicas, que es posible hacer fraudes como los que se hicieron en COTAS y que se logren evadir controles; eso, después de que pregunté si era cierto que se puede disimular pérdidas mensuales o cuentas por cobrar (sobre equipos no recibidos, en este caso, por Cotas), que no generaban una cartera de créditos ni ingresos, distribuyendo las mismas “en cincuenta cuentas diferentes y que se iban cancelando con la depreciacion de equipos (caso COTAS)”.
Se me explicó que en economía y en informática (2 áreas diferentes) todo se puede hacer pero que nada se hace sin que deje una huella y que si bien es posible evadir controles y es muy dificil detectar el fraude por un tiempo, este al final se detecta (de hecho así ocurrió)

Tas casi 4 años de hacer lo mismo, seguramente movidos por la ambición y de experimentar una especie de sensación de impunidad, los que idearon el descomunal robo a la Cooperativa se dejaron pillar; la memoria judicial dirá que Huber Gil, con alguien de la empresa Daher (y COTAS), logró romper la cláusula 4 del contrato entre ambas empresas (el voucher de compra debía ser personal y la recepción del equipo también, o en su defecto por carta certificada) y seguramente de la misma manera con Media Market (Widen Vaca) llegó a solicitar y recoger, sólo de Daher, con personas de su “confianza” unos 5.500 equipos, aunque la suma de lo “recogido o entregado” por la empresa llegue a más de 7.500 equipos.

Hay mucha documentación sobre sumas, equipos y personas que recogieron, transportaron y entregaron los mismos, además de detalles de correos entre gente de Gil y Daher que dan cuenta de que, por ejemplo, no hay respaldo para la entrega de más de 1200 equipos y que no corresponderían a lo entregado por la modalidad acordada, además de ello, hay entregas de equipos que no corresponden a la modalidad del beneficio a los socios de COTAS, que tenían que ver con actividades relacionadas “sólo con los rubros de la Cooperativa” (quiere decir que la línea blanca no entraba en las transacciones).

Seguramente seguiremos teniendo información por partes; esto pasa siempre, es de mi conocimiento que Gil y Vaca llegaron a reconocer que tienen responsabilidades directas en los hechos; a ellos se juntarán algunos otros nombres, pero eso corre por el lado penal; en lo que hace a este artículo, lo importante es dejar claro que, si bien el delito incursiona en modalidades cada vez más nuevas, se hace necesario que las empresas mejoren sus sistemas de control, que no siempre están en consonancia con los “avances” del fraude.

Que puede ocurrir en cualquier lugar? Si, claro, pero los socios de COTAS, no somos socios de otras empresas en las que pueda pasar cosa parecida, de manera que no podemos dejarlo así “por más que pase”; eso es inaceptable, de manera tal que, reitero que debe haber, respetando el Estatuto de COTAS, una renovación parcial anticipada de los Consejos de la Cooperativa, dando certidumbre a los Socios de que la estructura de la misma no ha sido maleada y, fundamentalmente, como un reconocimiento de que hay, de alguna manera, un relajamiento en los controles.

Nos haría bien a todos que así sea, de esa manera, “los que sabemos” se moderan con sus ganas intervencionistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here