Humberto Vacaflor

Este año, por razones políticas, el gobierno usará 1.200 millones de dólares de las Reservas Internacionales Netas (RIN) del Banco Central para financiar proyectos de inversión pública.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reúne este fin de semana para definir nuevos recortes a su producción. La OPEP asegura que las exportaciones caerán en las próximas semanas debido a cortes programados. La producción de petróleo de Venezuela se frenó con un apagón causado por una falla en una central hidroeléctrica. Todo parece indicar que el precio seguirá subiendo; que es lo que la OPEP busca.

Si el país recibiera inversión extranjera directa no sería necesario que el gobierno tuviera que echar mano a las RIN, pero hay muchos obstáculos que frenan la inversión privada, nacional y extranjera, que dejan al gobierno sin alternativa.

Las noticias que produce el país no dan confianza a los inversionistas:

• Cuatro ladrones de mineral muertos en Huanuni, abatidos por las balas del ejército, es la noticia que estremece a Bolivia esta semana.

• La semana pasada, el país se había estremecido con las noticias del Chapare, donde una patrulla de Umopar fue atacada por furiosos cocaleros drogados, que defendían a una avioneta de narcotraficantes.

• Y una semana antes, el ejército incendió tres camiones cargados de contrabando, en la frontera con Chile, como represalia por un ataque de pobladores de Pisiga que estaban del lado de los contrabandistas.

Estos hechos son muy parecidos a los que se daban en Somalia antes de que ese Estado fuera declarado formalmente “fallido”.

Para que puedan venir las inversiones extranjeras, que tanto necesita el país, será preciso demostrar, con hechos, que el Estado boliviano tiene control de todo su territorio.

Las dudas que existen sobre eso explican por qué Bolivia está en el último lugar en la lista de los países que reciben inversiones extranjeras.

En este caso influyen también las noticias sobre la muy pesada carga tributaria y la excesiva lista de pasos burocráticos que debe seguir una empresa para nacer y luego sobrevivir en Bolivia.

A esto se suma que las estadísticas oficiales no son fiables, como es el caso del crecimiento del PIB, que habría sido maquillado para que en este año electoral las empresas estén pagando el segundo aguinaldo de 2018.

Otro freno a las inversiones son las prohibiciones de exportaciones, pero sobre todo la inseguridad en la tenencia de la tierra en el oriente. En los últimos diez años, debido a esa inseguridad, el área cultivada en Bolivia se mantuvo sin variantes mientras que en Paraguay creció diez veces, igual que sus exportaciones.

Parece que hay muchas cosas que deben hacerse para mostrar que el país es receptivo de las inversiones extranjeras y que la propiedad privada es respetada por las leyes.

Pero sobre todo habría que acabar con los “territorios libres”, como es el Chapare, donde las leyes del país no se cumplen, o las zonas fronterizas dominadas por las exportaciones de droga.

ENDE anuncia que en septiembre comenzará la exportación de energía eléctrica a Argentina y que se avanza en negociaciones para que las ventas sean también a Brasil.

Pero el gobernador de Jujuy anuncia la instalación de la planta de energía solar más grande de América latina, que serviría para abastecer del fluido al norte argentino, sur boliviano y norte chileno.

Noche venezolana

El apagón en Venezuela aún no se ha superado y la factura económica aún está por llegar. Según la publicación Ecoanalítica, las pérdidas por el apagón ascendían “a 875 millones de dólares”. El corte resultó en el cierre de la principal terminal de exportación de petróleo de Venezuela. El puerto José dejó de exportar durante una semana.

Riesgo de crisis

Argentina está entre los 5 países con mayores posibilidades de sufrir una crisis, asegura el semáforo de riesgo soberano, publicado por la consultora internacional, Oxford Economics. La deuda y la inestabilidad política son las mayores debilidades. Pakistán, Ucrania, Líbano, Argentina y Ecuador lideran la lista de los mercados más propensos a una crisis.

Inversión en Perú

El Banco Central de Perú estimó que el gasto privado crecería a una de tasa de 4 por ciento durante este año. La estimación para el crecimiento de la inversión privada sería de 5.3 por ciento. Las mayores inversiones programadas se concentran en minería y centros comerciales. Los centros comerciales suman 550 millones de dólares en inversión.

Lo bueno

Es que el gobierno asegura que las exportaciones de urea de la planta de Bulo Bulo son normales, y que esa inversión de 1.200 millones de dólares está rindiendo los frutos esperados.

Lo malo

Es que en el año y medio de funcionamiento, la planta sólo ha producido 10 % del volumen para el que fue diseñada, según lo admiten los datos oficiales entregados a la prensa.

Lo feo

Es que el ferrocarril que debía sacar el producto tiene cinco años de retraso y las dos empresas chinas contratadas han cobrado y no cumplieron, y sólo cumplió una empresa nacional.

El Diario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here